BonVoyage

Lorem ipsum dolor sit amet, eu eos veniam albucius, ius dolor virtute et. Ius recusabo delicatissimi ex. Mea cu utamur.

Clarificación

Tras el proceso fermentativo, el vino queda turbio a causa de los sedimentos que quedan en suspensión. En teoría, con tiempo y paciencia, precipitarán al fondo de forma espontánea. Sin embargo, normalmente se suele forzar esta caída engordando las partículas con sustancias liquidas. Éstas pueden ser de origen animal, marino, mineral o químico. Una vez pasado por este proceso de clarificación el vino queda limpio y brillante.

Ahora que ya sabes más del tema, búscate tu vino.

Publicar un comentario

Subscríbete a
nuestra newsletter

Atrévete a descubrir el mundo del vino desde otro punto de vista.

No tienes permiso para registrarte