BonVoyage

Lorem ipsum dolor sit amet, eu eos veniam albucius, ius dolor virtute et. Ius recusabo delicatissimi ex. Mea cu utamur.

Image Alt

Vinos Sin Complejos

Cómo abrir una botella de vino sin abridor

¿Quién no se ha montado una cena improvisada en la playa y a la hora de abrir el vino se ha dado cuenta que se ha dejado el sacacorchos en casa? No te preocupes, para estas ocasiones siempre puedes recurrir a algún que otro método casero. Que aunque no sean de lo más ortodoxos te permitirán brindar bajo la luna.

3 técnicas para abrir el vino

1- Con una cuchara

Quizá este método sea el más intuitivo. Consiste en empujar el corcho hacia dentro presionando con una cuchara. Sin embargo esta opción no es de las recomendadas y es que a parte de ser bastante bruta, cuesta servir el vino por culpa del tapón y, lo que es peor, te puedes encontrar restos de corcho mientras bebes.

2- Con un cuchillo

Si has montado un picnic, seguro que llevas un cuchillo en mano. Si tiene una sierra en condiciones y una anchura menor que el corcho puedes intentarlo. Eso sí, con mucho cuidado no vayas a tener un accidente. Debes clavar el cuchillo bien en el corcho, retorcerlo cuidadosamente y tirar poco a poco hasta sacarlo.

3- Con un zapato

Si no tienes ninguna herramienta a mano puedes recurrir a un zapato. Lo único que debes hacer es colocar la base da la botella en el talón del zapato y dar golpes fuertes y secos contra una pared hasta que el corcho sobresalga lo suficiente para descorcharlo con la mano. Pero si llevas tacones o chanclas, olvídate. Otra opción es envolver la base con un trapo que haga de amortiguador.

 

Ya lo ves, aunque los expertos se pondrían las manos en la cabeza viéndote abrir una botella con cualquiera de estos tres métodos, lo cierto es que te puede sacar de un apuro. Eso sí, una vez abierto el vino, esperamos que no te hayas dejado también donde servirlo…

Publicar un comentario

Subscríbete a
nuestra newsletter

Atrévete a descubrir el mundo del vino desde otro punto de vista.